CICLO DE CINE CHILENO PRESENTA EL ESTRENO DE “COLA DE MONO”

Desde su debut en el largometraje con “Se arrienda” (2005), el reconocido escritor y cineasta Alberto Fuguet ha desarrollado un particular y muy personal estilo fílmico, a través de títulos como “Velódromo” (2010), “Música campesina” (2011) y el documental “Locaciones: Buscando a Rusty James” (2013). Ahora, cuatro años después de su último film, “Invierno” (2015), que duraba casi cinco horas, Fuguet vuelve a la cartelera local con un nuevo desafío: regresar a los años 80, para contar una historia que mezcla el erotismo, la sensualidad y el misterio. ¿El resultado? “Cola de mono”, la audaz y desinhibida producción que llega a la cartelera nacional el próximo 4 de abril.


Estrenado mundialmente en el Festival Outfest de Los Angeles y exhibido en la Competencia de Cine Chileno de SANFIC, donde obtuvo el Premio del Público, en este nuevo trabajo Fuguet ambienta la historia en Santiago, el 24 de diciembre de 1986. Los protagonistas son Borja y su hermano Vicente, quienes viven junto a su conservadora y estricta madre y se aprontan a celebrar la Navidad. Pero demasiada cola de mono, represión y calor son una mala mezcla, y a lo largo de la velada los secretos ocultos irán saliendo a la luz.
Una de las particularidades de la película es que quienes interpretan a los protagonistas además son hermanos en la vida real. Mientras Cristóbal Rodríguez Costabal (26) es sociólogo y con “Cola de mono” incursiona por primera vez en la actuación en cine, Santiago Rodríguez Costabal (30) es un actor titulado de la Universidad Católica, quien ya ha participado anteriormente en distintas plataformas: en el teatro con obras como la elogiada versión de “Happy End” en el Centro Cultural GAM y “Un gran negocio” en Teatro UC y con el colectivo de artes escénicas La Comuna en montajes en Teatro Ictus y Teatro El Puente, entre otros; audiovisualmente, ha trabajado en distintas producciones televisivas, destacando especialmente su interpretación de un joven Alberto Fouillioux en la miniserie “62: Historia de un Mundial”, dirigida por Rodrigo Sepúlveda, y ya había colaborado previamente con Alberto Fuguet en su anterior película, “Invierno”.
Además de los hermanos Rodríguez Costabal, el elenco incluye, en el rol de su madre, a la reconocida actriz Carmina Riego, cuya trayectoria de más de dos décadas incluye elogiadas y comentadas obras teatrales como “Río abajo” (1995) y “99 La Morgue” (2016) de Ramón Griffero, “Medusa” (2010) y “Lucía” (2015) de Ximena Carrera y “El taller” (2012), de Nona Fernández; en televisión, ha tenido recordados roles en diversas telenovelas como “Aquelarre” (1999), “Amores de mercado” (2001), “Don Amor” (2008), “La chúcara” (2011) y “La colombiana” (2017), además de series como “Los archivos del Cardenal” (2011), mientras en cine ha participado en películas como “La fiebre del loco” (2001), de Andrés Wood, y “La lección de pintura” (2011), de Pablo Perelman.
Luego de estrenar “Cola de mono”, Fuguet viajará a Argentina para el debut mundial de su nueva película, “Siempre sí”, filmada en México y que tendrá su premiere en la 21a edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente, BAFICI, como parte de la sección “Trayectorias”, en la que también se presentan los más recientes trabajos de reconocidos cineastas como Lars von Trier, Peter Jackson, Peter Bogdanovich, Carlos Reygadas, Paolo Sorrentino, Mia Hansen-Løve, Abdellatif Kechiche, Werner Herzog y Sebastián Lelio.
El 9 de abril se estrena  en Artistas del Acero la nueva película de Alberto Fuguet a las 19:30 horas. Entradas a un valor de 2×2.000

LEAVE A COMMENT

Artistas del Acero by teslathemes