DESTACADO DOCUMENTAL “EL PACTO DE ADRIANA” LLEGA A ARTISTAS DEL ACERO

PRESENTACIÓN SE REALIZARÁ EL  12 DE OCTUBRE A LAS 19:30 HORAS 
LUGAR: SALA ESPECTÁCULOS ARTISTAS DEL ACERO
VALOR DE LAS ENTRADAS  $2.000 

Un exitoso y premiado paso por festivales ha estado teniendo el documental chileno “El pacto de Adriana” desde su premier mundial en febrero en la sección Panorama de la 67ª edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, uno de los más prestigiosos del mundo. Este primer largometraje dirigido por Lissette Orozco, centrado en la tía de la realizadora, Adriana Rivas, secretaria bilingüe que con sólo 19 años y en plena dictadura en Chile llegó a ser integrante de la Brigada Lautaro y secretaria personal del ex jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia, DINA (la policía secreta de Augusto Pinochet), el general Manuel Contreras. Desde el próximo 5 de octubre se estrenará en la cartelera local, donde podrá ser visto tanto en salas comerciales como alternativas a lo largo del país.

Esta ópera prima debutó como parte de Panorama Dokumente, el apartado documental de la sección Panorama en la Berlinale, y se convirtió en el primer documental de producción absolutamente chilena que participaba en esa sección (anteriormente sólo participó ahí el film uruguayo “El hombre nuevo”, coproducido por Chile), llegando a esa instancia luego de un positivo recorrido internacional en su etapa de desarrollo, siendo reconocido en Corfo 2012 en Chile, premio DIRAC del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile en 2015 y 2016, en el Tribeca Film Institute (Estados Unidos) en 2015 y elegido mejor pitch en DocsDF (México) en 2015.

En su paso por la Berlinale “El pacto de Adriana” obtuvo un importante premio paralelo, que entrega uno de los jurados independientes del certamen: el Friedensfilmpreis (Peace Film Award), Premio de la Paz, que cada año se otorga a un largometraje que promueva la búsqueda de la paz en cualquiera de las secciones del certamen. En versiones anteriores este trofeo ha sido otorgado a títulos como “The Look of Silence”, de Joshua Oppenheimer, “Las tortugas también vuelan”, de Bahman Ghobadi, e “In this World”, de Michael Winterbottom, y por primera vez recayó en un film chileno. Además, tuvo el honor de ser una de las 16 producciones nominadas a un reconocimiento que se entregaba por primera vez en Berlín, el premio al mejor documental del festival, el Glashütte Original Documentary Award, al que sólo postularon algunos títulos elegidos de entre la competencia oficial y las secciones paralelas. Posteriormente, en los meses siguientes el film ha sido aplaudido en más de 15 países, siendo distinguido también en certámenes de ciudades como Guadalajara, Toulouse, Montevideo, Buenos Aires y Cracovia, entre otras.

La realidad que aborda el documental en torno a Adriana Rivas -conocida familiarmente como “la Chany”- se complejiza tanto por sus contradicciones públicas y privadas, como a partir de su relación familiar con la realizadora, para quien era su ídola de infancia. Rivas reside en Australia desde hace casi cuatro décadas, y regresó en diversas ocasiones para visitar a su familia, pero la última vez que vino, hace casi 11 años, fue detenida por su participación en el llamado Caso Conferencia, que desembocó en el asesinato y desaparición de cúpulas del Partido Comunista en 1976 y 1977. Sin embargo, luego de estar pocos meses presa, aprovechó cuando se le concedió la libertad condicional con orden de arraigo, para escapar de regreso a Sydney, a través de Argentina, y actualmente aún enfrenta un proceso de extradición ordenado por la Corte Suprema, ha negado las acusaciones que se le imputan e incluso ha realizado polémicas declaraciones a la prensa internacional.

“El pacto de Adriana” cuenta con la agencia boutique Meikincine Entertainment como encargada de sus ventas internacionales, quienes además por primera vez incluyen una película documental para su catálogo y ventas mundiales. La positiva recepción en la Berlinale ya se ha materializado en solicitudes para estrenarla en distintos países y en diversos festivales, que se irán anunciando a medida que vayan siendo confirmados.

 

“En esta película decidí trabajar una historia personal, entré a un lugar complejo, incluyendo los valores y secretos familiares, la memoria y la reconstrucción de la figura de un ser querido que se va desmoronando”, comenta la directora Lissette Orozco. “Es un largometraje al cual le dediqué cinco años de mi vida, y ha sido un proceso duro, honesto, de transformación y de paso del tiempo. Y por la temática que aborda, siento que tengo una responsabilidad representando a las nuevas generaciones, donde mi objetivo principal es hablar y reflexionar sobre nuestro pasado, para crecer en nuestro presente y luchar por ese nunca más en Chile”.

 

Sinopsis de la película según su directora:

“De niña tuve una ídola, mi tía Adriana. En 2007 la tomaron presa y me enteré que en su juventud trabajó para la policía secreta del dictador Augusto Pinochet. En 2011 se fugó del país mientras enfrentaba un proceso judicial acusada de secuestro y asesinato. Hoy mi tía vive una pesadilla, en Australia los residentes chilenos marchan en su contra pidiendo su extradición. El caso se ha vuelto mediático, no me di cuenta cómo me involucré en su terrible pasado y ahora soy parte de su delirante presente. Ambas viajaremos por este relato íntimo de enfrentamientos y confesiones, donde saldrán a la luz oscuros secretos. Tengo un acceso privilegiado a los victimarios de la dictadura militar chilena y estoy dispuesta a llegar a las últimas consecuencias para conocer la verdad y saber quién es realmente mi tía Adriana”.

 

Sobre la directora:

Nacida en Santiago de Chile en 1987, Lissette Orozco es realizadora, guionista y magister en cine documental. Dirigió los cortometrajes documentales “El día ideal” (2010), “Subsuelo” (2014) y “Vorágine” (2014), todos premiados en el Festival Nacional de los Derechos Humanos en 2014. Siempre en el género documental, ha sido asistente de dirección de “Lemebel” y “Matriz” de la directora Joanna Reposi, de “La mudanza” de Tatiana Lorca, y de “Riu (la música ancestral de la Isla de Pascua)”, de Pablo Berthelon, del cual además fue autora del guión; en televisión fue realizadora del docureality “4to medio”, de TVN, se ha desempeñado como investigadora en la serie “Vidas en riesgo” de Chilevisión y actualmente trabaja como realizadora del docureality de TVN “Match”. Ha sido docente en las universidades UNIACC y Diego Portales. “El pacto de Adriana” es su primer largometraje, y se acaba de estrenar en Berlín luego de ganar durante su etapa de desarrollo Corfo 2012 en Chile, Tribeca Film Institute (Estados Unidos) en 2015 y mejor pitch en DocsDF (México) en 2015, entre otros reconocimientos.

Título original: El pacto de Adriana

Pais de Producción: Chile

Género: Documental

Año: 2017

Duración: 96 minutos

Dirección y guion: Lissette Orozco

Producción ejecutiva: Benjamin Band – Gabriela Sandoval – Carlos Núñez

Compañias productoras: Storyboard Media – Salmón Producciones

Productores asociados: La Post Producciones – Carnada Films – Ursus Films

Con el apoyo de: Corfo – Tribeca Film Institute – SANFIC – DocsDF – Industria Guadalajara – Docbarcelona – Viña Construye

Dirección de fotografia: Julio Zúñiga – Daniela Ibaceta – Brian Martinez

Montaje: Melisa Miranda

Sonido directo: María Ignacia Williamson

Compositor musical: Santiago Farah

Postproducción de sonido: Cristián Crosgrove

Postproducción de imagen: 2.35 Digital

Formato de registro: HD

Agentes de venta internacionales: Meikincine

Agentes de venta nacional: Storyboard Media

Encargado de prensa: Joel Poblete

Asistenta de producción ejecutiva: Valentina Osorio

Jefe técnico y delivery: Cristian Sandoval

Creador web: Franco Villarroel

LEAVE A COMMENT

Artistas del Acero by teslathemes